Formación · Talleres

Los talleres psicoeducativos aportan a los participantes los recursos necesarios para afrontar su problemática con mayor confianza y conocimientos, independientemente del rol de éstos (pacientes, familiares o cuidadores).
Generar un espacio de aprendizaje en un contexto estructurado, sin juicio y entre iguales, deriva en: reducción del malestar, mejora de las competencias pertinentes, prevención de recaídas/crisis, aumento de la red social, etc.
Como profesional solo puedo hablar sobre las bondades de este formato de trabajo en todos y cada uno de los ámbitos en los que tengo experiencia como tallerista:

  • Adicción al alcohol.
  • Trastornos de personalidad.
  • Patología Dual.
  • Discapacidad intelectual.
  • Formación a padres-madres.
  • Grupos de adolescentes.