Formación

La formación nos aporta, en cualquier ámbito de la vida, conocimientos y experiencia, nos transporta a un lugar de intereses compartidos en el que cada participante pueda sumar su grano de arena para construir nuevos saberes. Entre iguales podemos mostrar las dudas sin temor, sentirnos escuchados y poner en valor nuestra experiencia como recurso útil para los demás. Si somos capaces de aceptar que no lo sabemos todo, somos capaces de escuchar y atender con la mente abierta, podemos generar un espacio enriquecedor y confortable en el que todos ganamos.